Big Data y Business Intelligence: nuevas oportunidades para tu negocio

Big Data y Business Intelligence: nuevas oportunidades para tu negocio

En los últimos años la evolución de la tecnología de la información ha permitido a las empresas y organizaciones almacenar cantidades masivas de datos de una forma cada vez más económica. Nos encontramos con acceso a una gran cantidad de datos que se encuentran en múltiples formatos y difícilmente estructurados. El grueso de datos que necesitan ser considerados en cada decisión empresarial crece a diario y, por ello, el Business Intelligence – que hasta ahora nos permitía analizar datos consolidados – necesita de un nuevo aliado: el Big Data. El objetivo de ambos sistemas es claro: proporcionar información para el análisis y toma de decisiones, conseguir una planificación estratégica.

Por un lado, a través del Business Intelligence accedemos a información focalizada, ya estructurada y relevante para la toma de decisiones. Por otro, con un sistema Big Data conseguimos reforzar la función de nuestro sistema BI (de Business Intelligence) al conseguir un análisis de una cantidad mayor de datos no estructurados. El Big Data representa un nuevo paradigma en el análisis de datos, supone la posibilidad de ir mucho más allá de nuestros propios datos para, incluso, predecir tendencias en nuestro sector.

¿En qué consiste en realidad el Big Data?

Cada día aumentan la cantidad de noticias que abordan algún aspecto del Big Data: nuevos avances, nuevos desarrollos aplicativos, nuevas fronteras exploradas… ¿Pero sabemos realmente lo que define este término?

Este popular concepto hace referencia a un conjunto de datos cuyo tamaño supera la capacidad, sobretodo, de almacenamiento o análisis de las herramientas convencionales. Pongámonos en situación: revolución digital, en las manos de más del 80% de la población española yace un teléfono inteligente, tableta o dispositivo con conexión a internet; somos el cuarto país del mundo en el uso de smartphones y nuestra vida se desarrolla alrededor de estos dispositivos. La cantidad de datos que generamos cuando navegamos, usamos nuestras redes sociales, utilizamos cualquier tipo de dispositivo conectado a la red, realizamos compras online, etc. cada vez es mayor, por lo que la necesidad de almacenarlos y analizarlos es clave.

De este entorno nace el término de las 4 V (o popularmente conocido como Big Data):

  • Volumen: Dimensiones de petabytes diarios incrementan sin freno año tras año.
  • Variedad: La complejidad del origen de todos los datos y sus formatos.
  • Velocidad: La alta frecuencia con la se generan los datos y la necesidad de dar una rápida respuesta a éstos.
  • Valor: Importantísimo saber de dónde proceden los datos y la autenticidad de las fuentes.

El objetivo principal del Big Data es analizar y predecir, de modo que todo lo demás que día a día se atribuye a este término es fruto del gran ámbito de aplicación que comprende. Smart Cities, redes sociales, IOT, economía colaborativa, cloud computing, mobile, etc., no se pueden desarrollar ni entender sin un sistema de análisis.

¿Cómo conseguimos abastecer las 4 V del Big Data?

Como especialistas en la transformación de procesos con inteligencia artificial, en Blue Room Innovation tenemos como eje central de nuestras acciones la innovación tecnológica. Nuestros técnicos trabajan diariamente para incluir las mejores tecnologías según las necesidades del proyecto y, así, garantizar que tanto la velocidad, el volumen, el valor y la variedad estén bajo control de un modo automático.

Algunos procesos y tecnologías que utilizamos en Blue Room Innovation:

  • Machine learning: desarrollo de algoritmos que permiten aplicar inteligencia a partir de datos empíricos. De este modo detectamos patrones complejos y diseñamos sistemas de toma de decisiones automáticas.
  • Clasificación: Las técnicas de aprendizaje supervisado nos ayudan a clasificar un conjunto de datos dentro de una o varias categorías partiendo de un conjunto de datos de entrenamiento con datos anteriormente clasificados.
  • Data mining: La obtención de los datos es el primer paso para cualquier proceso, es por ese motivo que combinamos métodos de aprendizaje automático y herramientas de web mining para extraer patrones e información en grandes conjuntos de datos y la gran red del todo: Internet.
  • Procesamiento del lenguaje natural: La inteligencia artificial nos ofrece múltiples técnicas de análisis lingüístico para entender las necesidades directas de nuestro cliente.
  • Análisis de redes sociales: para crear un perfil aproximado de nuestros clientes es importante saber qué dicen de nosotros y cuáles son sus principales motivaciones. El estudio de las relaciones se representa con nodos en un gráfico que explica el entorno de nuestras amistades. Un nodo con muchas interacciones o interacciones eficientes se denomina influencer: persona con gran repercusión dentro de dicha red.
  • Modelos predictivos: la probabilidad y los patrones de comportamiento se crean a partir de modelos matemáticos que numerosas variables.

big-data---Blue-Room-Innovation

Para cada proceso utilizamos las tecnologías más adecuadas para su pleno despliegue. Hablamos el idioma del MapReduce en Hadoop o Python, exploramos y minamos con Apache Nutch, elegimos las bases de datos más idóneas en cada proceso como MongoDB, un ejemplo de NoSQL. No olvidamos tampoco las librerías más clásicas, pero infalibles, de R y ni los clústeres ni el cloud computing de la mano de Amazon webservices se nos resisten.

¿Y por qué es importante analizar los datos?

El Business Intelligence nació para transformar datos en información y, a su vez, información en conocimiento que nos permite optimizar nuestra toma de decisiones. La posibilidad de almacenamiento masivo de datos ha puesto de manifiesto la necesidad de analizar todos estos datos no estructurados, y por ello el Big Data se ha convertido en la solución.

Grandes cantidades de datos son generados a través de nuestro comportamiento. Nuestro día a día deja una huella digital que nos dibuja en términos de consumidor. Por este motivo, todos estos datos estructurados nos brindan además otro tipo de oportunidad: construir sobre esta abundancia un nuevo modelo de relación con nuestros clientes de un modo más eficiente, innovador y personalizado, por lo tanto, más humano.

¿Puede mi empresa participar en un proceso de ámbito Big data?

El ámbito de aplicación no tiene límites, estamos hablando desde dimensiones tan grandes como países o ciudades hasta comercios locales o hostales familiares. Todo proceso tendrá relación con la dimensión del eje a analizar. Por supuesto cuanto más grande sea el ámbito a tratar, más datos a analizar habrá y, por lo tanto, más fiable será el método y la predicción.

Asimismo, no siempre el Big Data puede solucionar nuestros problemas de escalabilidad ni podemos aplicar esta tecnología para cualquier tipo de proyecto. Debemos ser conscientes que un sistema Big Data debe responder a una necesidad de negocio con unos objetivos claros, solo de esta forma podrá aportar valor.

Definitivamente, un buen análisis de datos puede generar una potencial ventaja competitiva para tu negocio: conseguir información privilegiada que pueda guiar tus decisiones. Pero la misma solución no es aplicable a todos los negocios, es necesario un conocimiento técnico con visión de mercado que permita aplicar la solución adecuada a cada necesidad. Y eso es lo que hacemos en Blue Room Innovation: asesorar y acompañar tu negocio hacia la diferenciación para ser más competitivo.

shares